Mercedes Udaeta

Creadora y Formadora del Método Tagdröl
Sobre mí, la historia de mi despertar

 

Una noche frente al espejo miraba asombrada a una mujer que se estaba arreglando para salir, parecía que actuaba por cuenta propia, era alguien muy lejano a mí. Yo no quería salir, era de noche y la casa me pesaba como una losa después de mi dramática separación, sabía que lo mejor para mí era quedarme en casa y ser “buena”, pero la otra Mercedes se seguía arreglando como si nada de eso fuera con ella, se vestiría, se subiría al coche y saldría a la aventura nocturna para olvidar su sufrimiento. Estas dos Mercedes convivían dentro de mi cuerpo provocándome culpa, angustia, inseguridad y miedo.

Una noche una de ellas tomó una determinación: Se dijo: no pararé hasta comprender el por qué una parte de mi está completamente fuera de mi control y cómo funciona todo ese proceso, quiero saber por qué sufro.

Esa noche los maestros y mis guías me escucharon, antes también lo hacían pero esperaron a que el grito de mi petición fuera tan fuerte que iniciará mi proceso de despertar.

La semilla estaba creada, las causas para poder transformar mi mente, abrir mi corazón y ayudar a los demás es seguro que las traía de otras vidas, mi vida hasta los 27 años fue completamente convencional, no hubo nada espiritual, pero sí hubo un gran sufrimiento.

Las condiciones que harían germinar la semilla se fueron presentando milagrosamente, los Lamas, la curación por las flores, la sanación espiritual, el encuentro con mi Guru, los largos retiros purificando mi mente.

En una iniciación de S.S el Dalai Lama el Kalachacra tuve mi primera revelación.

Asistí junto a mi madre y mis hijos, habían miles de personas, mis hijos eran muy pequeños y se pusieron a correr y a jugar, mi madre me gritó diciéndome que era una mala madre. Esa acusación dentro del contexto de la iniciación fue como un gatillo, en mi mente se despertaron memorias antiguas y perdí completamente el control. Era el final de la iniciación y había una larga fila para ver el mándala que el Dalai Lama había creado, volví a hacer otra petición de esas que oyen los maestros, pedí comprender cómo una sencilla frase podría causarme tanto sufrimiento, hasta experimentar dolor físico.

Al terminar la iniciación llevé a mi madre y a mis hijos a casa y me fui a mí despacho, me senté en meditación y tomé la determinación de no levantarme hasta comprender.

Enseguida se me reveló una forma energética muy densa que atrapaba varias zonas de mi cuerpo físico, chakras y campo energético, era como una nube negra, donde estaba contenida una sensación de dolor, me revelaron que antes de vaciarla o eliminarla, la tenía que etiquetar, pues al ponerle un nombre, era más fácil de eliminar.

El ponerle una etiqueta hacía que se manifestara con más claridad y la separaba del resto de mi cuerpo-mente. La nube negra contenía la memoria del dolor experimentada una y otra vez respecto a dicha situación. Así lo hice, me conecte y la etiqueta de ese dolor llegó rápidamente, era la siguiente: “mi madre me culpa de su dolor”.

Todas las veces que yo había experimentado el ser culpada por mi madre de su dolor estaban contenidas en esa materia más densa que atrapaba algunas zonas de mi cuerpo.

A continuación visualicé cómo se abría mi campo energético y toda esa densidad se eliminaba hacia esa brecha dirigiéndose al centro de la tierra, la sensación de sufrimiento y angustia desapareció junto con la densidad hasta no quedar absolutamente nada. Experimenté un gran bienestar y conexión conmigo misma.

A partir de ese momento empecé a trabajar con pacientes, les ayudaba a etiquetar lo que les dolía y vaciaba con mi mente el dolor asociado a esa etiqueta.

Descubrí la liberación de nominar y etiquetar lo que te pasa, pues dejas de culpar fuera y a ti mismo y puedes aplicar diferentes métodos para vaciar el dolor.

A los dos años decidí empezar a dar cursos para enseñar a mis pacientes a que pudieran hacerlo ellos mismos y cree el curso “el sagrado arte de vivir”.

El tercer punto de inflexión en mi vida también estaba relacionado con la iniciación de Kalachacra. Cuando el Dalai Lama al acabar la iniciación deshizo el mándala, parte de la arena se tiró al mar y otra parte se repartió entre los Lamas y organizadores.

Tuve la suerte de que me regalaran un pequeño botellín con arena bendecida del mándala de Kalachacra.

Una tarde estaba haciendo una sanación con las manos, cuando tuve la intuición de coger la botellita y aplicarla a la zona de dolor de mi paciente, el efecto fue asombroso, el dolor entró por mi brazo como un rayo, dentro de mi mente se encendió una luz brillante, comprendí que había sustancias bendecidas que tenían el poder de sanar. A partir de ese momento empecé una investigación a tiempo completo del efecto de las substancias, imágenes, objetos y textos sobre la enfermedad, sobre la mente y sobre el cuerpo de las personas.

Su santidad Sakia Trizin fue el primero que bendijo mi método en Denia, más tarde lo hicieron muchos otros Lamas, que también me regalaron objetos, reliquias y substancias bendecidas, para que siguiera trabajando en la sanación.

Cuando entré más en contacto con el linaje Nigmapa budista me llegó información sobre el Tagdrol o la liberación por el contacto, por la escucha y por la visión de objetos sagrados.

En mi curso de Tagdröl enseño el maravilloso poder de los objetos sagrados y cómo usarlos para la elevación del ser y la eliminación del sufrimiento y las emociones negativas.

También como parte de Tagdröl he grabado textos clásicos con una base de música para la liberación por la escucha, se llaman “sonidos de sabiduría”.

Entre ellos están el sutra del corazón, la gran vía del despertar, el bodisatva Chariavatara, las enseñanzas a la Dakini, las joyas de la sublime vía, el tesoro del corazón de los iluminados, los poemas de Kabir, la Doha Vajra, etc.

Maestros como Tulku Pema Rimpoche, Khandro Rimpoche, Jigme Kyentse Rimpoche, Dagri Rimpoche y Yamsi Rimpoche, han colaborado poniendo su voz en tibetano.

Mi último trabajo es un curso y un libro de acompañamiento en el momento de la muerte, sencillo y accesible para todos, creyentes y no creyentes.

Mis cursos y enseñanzas son el resultado de mi propia experiencia, todo lo que enseño lo he comprobado y lo pactico diariamente.

Cada escalón que he subido ha sido el resultado de un duro trabajo conmigo misma, las grandes revelaciones han sido fruto de mis retiros y purificaciones.

El conocimiento de cómo funciona el inconsciente es el resultado de una investigación implacable de mi propia mente y la experiencia de haber llevado muchos procesos.

Mi mensaje es que todos somos perfectos debajo de nuestras capas de dolor e ignorancia,

-Que existen métodos para vaciar ese dolor
-Que el cambio es posible
-Que el único descanso está en el corazón
-Que la felicidad se encuentra ayudando a otros
-Que es crucial ponerse en manos de maestros cualificados
-Que es importante rodearse de personas y objetos que nos eleven
-Que la Compasión es el único futuro feliz para la humanidad

Nada de esto hubiera sido posible sin la ayuda de mis guías, maestros y amigos, gracias de corazón..

Mi currículum, todo lo que he hecho

 

Mi interés por el poder de la mente y los misterios de la salud son herencia de mi padre, se llamaba Antonio de Udaeta y fue un famoso dentista, por su gran calidad en el ejercicio de su profesión, pero sobre todo por su increíble nivel humano, sus pacientes le adoraban, tenía ese “algo especial” que generaba confianza y sus pacientes se abrían.

Su contacto con “el mundo espiritual” llegó de la mano del celebre Dr. Caycedo, creador de la sofrología del que recibió formación y fue gran amigo. De pequeña me llevó con él a congresos y allí me introduje en los milagros del cuerpo y de la mente.

En fin, desde pequeña se grabó en mi mente, la creencia de que el cuerpo esconde un increíble potencial y que la mente, si se entrena, no tiene límites.

Muchos años después en un curso de flores de Bach, impartido por Santiago Rojas , médico Colombiano, vi por primera vez una “sanación espiritual” y decidí irrevocablemente que ese sería mi camino.

A los 2 años fundé El instituto médico Delfín donde se practicaban diversas técnicas y terapias alternativas.

He tenido la suerte de compartir y convivir con muchos Lamas y maestros pues dirigí durante 6 años el centro Vajra Yoguini de Barcelona, y he comprobado de primera mano, la rectitud de su motivación y su gran sabiduría, a todos estaré siempre eternamente agradecida.

Me he formado con Santiago Rojas recibiendo cursos y en visitas a Colombia.

He recibido formación con Mantak chía maestro taoísta.

Medicina vibracional con Angel Pascual.
Formación en el programa Quantum que uso desde hace 8 años.
He recibido cursos de esencias y orquídeas con Andreas Cortes.
He recibido formación de Sanación angélica de Marilis Labonte, recibiendo todos sus niveles de tratamientos durante 2 años.
Curso de sanación emocional con Jose María Gasset.
He recibido cursos de geobiología con Mariano Bueno.
Iniciaciones de Reiki.
Curso de Curación por el sonido con J .Lopera.
Cursos de Lu Jon.
Curso introductorio a Arte terapia.

He recibido enseñanzas de filosofía budista durante 22 años de numerosos maestros:

De mi guía espiritual Lama Zopa Rimpoche , numerosas enseñanzas iniciaciones y transmisiones de Lam Rim.
De SS el Dalai Lama 3 kalachacras y numerosas enseñanzas.
Kyabe trulshik Rimpoché iniciaciones de Longchen Ningtik, enseñanzas y consejos personales.
De SS Sakia Trizin, él bendijo por primera vez en Denia mi creación del método de las silabas, también numerosas iniciaciones entre ellas kalachacra.
Ven Kirti Sentshap Rimpoche 3 kalachacras y numerosas enseñanzas.
Ven Shenphen Dawa Rimpoché, bendijo mi método de las sílabas y me dio reliquias y numerosas substancias bendecidas para ello, de él he recibido numerosas enseñanzas e iniciaciones.
Ven Dagri Rimpoche he recibido numerosas iniciaciones consejos y enseñanzas.
Ven gueshe Tamdin, compartí en Menorca años de relación como un padre, enseñanzas consejos y el fue el que me ayudó incondicionalmente a montar el centro Vajra Yoguini.
Ven Chogie Trichen un Kalachacra.
Ven Lama Lodro Rimpoché, fue otro apoyo incondicional recibí mas de una vez todo el ciclo de Troma, Vajra yoguini y Che.
Gueshe Jampel vino durante 3 años al centro Vajra Yoguini regularmente hasta que acepto ser maestro residente, dio 2 veces el comentario largo de Vajra Yoguni y muchas enseñanzas más.
Gheshe Tashi impartió su curso completo durante dos años de formación con certificado.
Ven khandro Rimpoche, he recibido numerosas enseñanzas de Dogchen y mahamudra, vino al centro Vajra Yoguini y es unas de mis principales maestros.
Tulku Pema Guangyial Rimpoche y Jygme khYentse Rimpoche son unos de mis maestros más importantes y cercanos, han grabado conmigo algunos cd de Sonidos de Sabiduría.
Muchos más como Sogyal Ripoche, la hermana de su santidad Jetsun Kusho y un largo etc.
Recibí la transmisión de Tagdrol del Lama Gyurme, autor del célebre disco “el canto del lama”.

He realizado numeroso retiros, que han sido la fuente más directa de todo mi trabajo personal y de lo que enseño y transmito en mis cursos. La iniciación que más ha marcado mi vida y ha sido el Kalachacra, cada una de las que he recibido, ha marcado un momento clave para comprender y realizar periodos de trabajo personal, sobre todo la que dio el Dalai lama en Barcelona, a partir de ahí se me reveló lo que luego se llamaría curso “El sagrado arte de vivir”. Doy a todos ellos las gracias desde lo más profundo de mi corazón.

X